El censo no preguntará sobre ciudadanía

El censo 2020 esta a punto de realizarse y estaba en el tintero saber si sería aprobada o rechazada una controversial pregunta sobre la ciudadania de todos los encuestados en los Estados Unidos.

Finalmente, el pasado 27 de junio se anuncio que la Corte Suprema falló en contra.

Hay que recordar que la administración del presidente Donald Trump deseaban añadir esta pregunta, para saber el estatus legal de los residentes en EE.UU. y que estos respondieran si son o no ciudadanos estadounidenses durante el próximo censo del 2020.

Sin embargo, al momento de presentar sus argumentos para justificar dicha petición, la corte consideró que no hubo argumentos o razones adecuadas para dar una autorización favorable a esta consulta.

Los jueces del Tribunal Supremo rechazaron la propuesta del Gobierno con cinco votos en contra y cuatro a favor.

En Nebraska, diversas agencias que buscan garantizar que todos los habitantes del estado sean contados y representados, se mostraron contentos ante tal decisión, argumentando que esta pregunta no era algo esencial para los objetivos del censo, subrayando que de realizarla se estaría poniendo  en peligro la precisión y los valores que durante décadas se han manejado en este proceso.

En este sentido, el director legal de la organización Nebraska Appleseed, Robert McEwen, hizo pública una declaración en la cual se alegraba por la decisión tomada por la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Este era un asunto “serio”, dijo McEwen, explicando que si tal pregunta se hubiera agregado tendría como resultado que muchas personas rechazaran participar en el senso, lo cual seria catastrófico para Nebraska.

“Un conteo completo y preciso de nuestra población es crítico porque permite que nuestro estado reciba los fondos necesarios para nuestra atención médica, escuelas, cuidado infantil, desarrollo, comidas escolares, caminos, comunidades rurales y viviendas”.

Si las personas no participan en el senso, el gobierno pensará que en Nebraska hay menos personas de las que realmente existen y por consiguiente designará menos dinero para diversos servicios públicos. Esto es como imaginar servir una mesa con comida para 10 personas, cuando en realidad hay 20.

Sin embargo, para el presidente Trump, la decisión de la corte es incorrecta y no piensa que agregar una pregunta de ciudadanía sea un asunto racista o discriminatorio y mucho menos piensa que restaría visibilidad a la comunidad inmigrante.

Su disgusto ante la negativa recibida se hizo público en su cuenta de twiter, donde escribió: “Es totalmente ridículo que nuestro Gobierno, y de hecho el país, no puedan hacer una pregunta básica sobre ciudadanía en un censo muy costoso, detallado e importante, en este caso para 2020. He preguntado a los abogados si pueden retrasar el censo, sin importar cuánto tiempo»

Por lo pronto, aun quedan recursos legales para que la administración de Trump pueda lograr su cometido. Sin embargo, no será nada sencillo.

Personas como McEwen subrayan que el censo es importante para garantizar que todos los habitantes de Nebraska en nuestras diversas comunidades en crecimiento estén representados de manera justa. Por ello, se pronuncian con seguridad para seguir firmes en la creencia de que agregar esa pregunta perjudicaría a todos los habitantes de Nebraska y de todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *