Efectos del estatus legal en los niños

«Los niños de la comunidad de inmigrantes han nombrado a un monstro y ese monstro es Trump. Es realmente importante pensar en eso,” dice la Dra. Joann Dreby, autora de los libros Illegal todos los días y Divididos por fronteras. Dreby, dio recientemente una conferencia titulada: Creciendo en la Edad de Aplicación: Impactos de la “Ilegalidad” en los Niños, en la Universidad de Nebraska en Omaha. Ella dice que el clima social y político actual es aterrador y deprimente para los niños.

Durante su investigación de campo dice que encontró muchos niños inmigrantes que se enfrentan a la intimidación en la escuela, a pesar de que algunos de ellos son documentados. “Un estudiante de segundo grado dice que le dicen que es estúpido porque su mamá es de México,” según Dreby, agregando “los estudiantes asaltan a otro niño y le dicen en el autobús escolar que los mexicanos son ignorantes. Su mamá piensa que por eso siempre está diciendo que no es mexicano.”

Según Dreby, cuando los niños chocan en la escuela secundaria, estos marcadores raciales y étnicos se vuelven mucho más destacados y las bromas entre los compañeros se vuelven mucho más severas y hostiles. La experta en inmigración dice que también encontró a una niña que pertenece a una familia con estatus legal mientras que ella realizaba una investigación en una escuela. “Esta chica, Fabiola, llegó a casa de la escuela porque fue empujada por las escaleras y su brazo se rompió, cuando sus padres fueron a quejarse con el director ellos percibieron que realmente no hizo nada al respecto,” dice Dreby. De hecho, Dreby dice que los padres de Fabiola terminaron regresando a México para que su hija pudiera terminar su educación allí. La autora dice que las estadísticas oficiales de la escuela no mencionan a ningún latino en la escuela, a pesar de que hay hispanos en la escuela. En esencia, para los administradores estos estudiantes son invisibles y los incidentes de intimidación no están basados en la raza porque “no hay mexicanos en la escuela”.

Según Dreby, cuando los niños se burlan o se intimidan mutuamente en algunas comunidades, se están enfocando en el estatus legal, esto demuestra que esa ilegalidad tiene un impacto enorme en forma en que vemos la distinción social en los Estados Unidos. Dreby dice que también hay un gran malentendido de la inmigración en los Estados Unidos, incluso entre los niños pequeños. “Esta niña de diez años, Andrea, me dijo que era difícil ser una inmigrante porque podía ser atrapada por la policía”, dice Dreby.

No todos los inmigrantes son indocumentados y la policía y ICE son diferentes agencias de aplicación de la ley aclara Dreby, pero para esta estudiante no hay distinción. “En esta época de aplicación de la ley podemos ver que el estatus legal importa para la cultura de grupo de niños, así como los estudiosos han demostrado que las distinciones de género, clase y raza se negocian a edades muy tempranas,” dice Dreby.

La autora señala que muchos estudiosos tienen un enfoque singular en la adaptación de los inmigrantes a la cultura estadounidense, sin embargo, ella dice que este enfoque singular ignora el hecho de que en la interacción con los compañeros, los niños apropian, reinventan y cuestionan características de la sociedad adulta. “Desde esta perspectiva, vemos que los niños entran en un nexo social y luego interactúan y negocian unos con otros estableciendo la comprensión del conocimiento social,” dice Dreby. Ella agrega “debemos analizar las interacciones de los niños entre sí, cuando los niños comienzan a emplear las diferencias de estado legal en sus interacciones de grupo de pares porque es muy importante.”

“Las distinciones de status jurídico son una parte importante de la diferenciación social, las cuestiones de estatus legal,” dice Dreby. Ella señala que los temores de los niños están siendo personificados en personas como Trump, sin embargo, señala que hay esperanza. “Hay mucha oportunidad de escucharlos,” dice Dreby. De hecho, señala que durante la Marcha de un Millón de Mujeres a principios de este año una niña hispana por el nombre de Sophie Cruz habló con la audiencia. Según Dreby, la niña entregó un fuerte mensaje tanto en inglés como en español que decía: “¡Quiero que todos los niños no tengan miedo!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap