El Equilibrio Legislativo

Por Chris Bowling

La luz de la mañana inunda el pasillo, llenando los pisos de piedra pulida y las paredes de mampostería con un fuerte brillo. Los bustos en bronce de personas de Nebraska, tales como el Jefe Standing Bear y la autora Bess Streeter Aldrich, miran afuera por las ventanas hacia el patio cubierto de nieve en la Legislatura de Nebraska.  

Entre esa tranquilidad, la Senadora estatal Megan Hunt, quien representa a vecindarios tales como Benson y Dundee, está activa. De pie y puntualizando sus enunciados con las manos, ella habla sobre cuestiones tales como la inseguridad alimentaria o el aborto. Pero cuando apenas estaba entrando en ritmo, un hombre llega tras doblar la esquina  

“Senadora, sigue su proyecto”.

En los 10 minutos que habían pasado desde que salió de la cámara legislativa, la agenda había cambiado. Ahora era su turno.

“¿Qué?”, exclamó, mientras daba vuelta para ir rápidamente por el pasillo, con sus zapatos azules de gamuza sonando sobre el piso  

Todo se mueve muy rápido en la Unicameral de Nebraska.

Aunque los Senadores van de un lado a otro en juntas y sesiones legislativas, siempre hay una gran competencia para poder tener su atención. Siempre hay grupos de cabildeo, periodistas y personas que esperan poder tener un poco de su tiempo. Siempre hay algo que hacer y el trabajo nunca termina. Y ni qué decir de las diferencias en filosofía y personalidades que hay que sortear. 

El poder balancear las cosas es la más grande habilidad de un Senador. 

Ya sea balancear el tiempo, los intereses o los presupuestos, cada sesión puede ser como caminar sobre la cuerda floja. Y aunque cada año todo lleva hacia un fin específico, muchos comentan que el camino para este año presenta algo de incertidumbre. 

“Es decir, todo podría venirse abajo”, comentó la Senadora estatal Wendy DeBoer, quien representa una área que incluye el noroeste de Omaha y Bennington. “Si durante las próximas semanas no encontramos la forma de negociar unos con otros y de trabajar juntos, entonces va a ser una sesión larga”.

Este año cuestiones constantes tales como los impuestos a la propiedad se enfrentarán a cuestiones tales como una propuesta para exenciones fiscales a negocios, llamada ImagiNE Nebraska, así como fondos para un proyecto masivo de $2.6 billones para el University of Nebraska Medical Center que posicionaría al UNMC como el líder a nivel nacional en manejo de catástrofes. Esto se está posicionando a ser una de las cuestiones más grandes, además de que sus votos probablemente estén ligados.

El año pasado un grupo en gran parte compuesto por Senadores rurales bloquearon ImagiNE Nebraska después de no poder aprobar una reforma en impuestos a la propiedad. Este año se espera una pelea similar pues ambos proyectos regresan a la mesa, en gran parte sin muchos cambios, además de la adición de un proyecto por separado para brindar fondos al UNMC que podría ser el siguiente proyecto ImagiNE.

Entre los Senadores en Omaha han surgido diversas estrategias para encontrar una solución a todo esto. Pero también existe algo de ansiedad sobre el impacto que tendrán estas cuestiones sobre lo demás en la agenda, ya sea si los demás proyectos podrán ser considerados o cómo impactará el debate sobre la tensión que ya existe entre los senadores rurales y los urbanos.

Para expertos como Renee Fry, Directora de OpenSky en Nebraska, la tensión en esta sesión es muy distinta a la usual, en especial porque los senadores deberán enfrentarse al tema de la reforma en impuestos a la propiedad, ImagiNE Nebraska y los fondos para el proyecto UNMC.

“Nunca he visto nada que tenga tal impacto sobre las políticas”, nos dijo. “Hay grandes propuestas que han sido atadas de esta forma. No recuerdo alguna vez en la que hayamos estado enfrentando algo así”.

Y eso sin siquiera contemplar los más de 500 proyectos de ley, resoluciones y enmiendas que también han sido agregadas, mismas que deben ser resueltas de una u otra forma en esta corta sesión de 60 días que termina el 23 de abril.

Pero frente a ese reto, muchos Senadores del área de Omaha comparten un panorama optimista. Aunque no hay forma de predecir el resultado de la sesión, hay una expectativa de que todos están trabajando hacia un bien común: un mejor Nebraska.

Lo que eso quiere decir para cada persona varía y el camino que lleva a esa meta final está repleto de maniobras políticas y arduos compromisos, siendo necesario siempre estar listo para todo. Pero, para algunos, ese proceso es el que contiene la magia de la Unicameral.

“Cuando las cosas están funcionando bien, es casi como un ballet o baile”, nos dijo Hunt. “Es tan elegante y fluido. Me sorprende cuando eso pasa”.

‘Esto va a robarse todo el oxígeno de la sesión’

En años recientes, los impuestos a la propiedad han evolucionado para convertirse en una cuestión central para el Estado, afectando en especial a las áreas rurales. Además, ha aumentado en años recientes la forma en que el Estado depende de los ingresos por impuestos a la propiedad para obtener fondos para sus programas, pues, según comenta Fry, las exenciones fiscales desde el 2006 le han costado alrededor de $900 millones al Estado.

“Tuvimos este cambio gradual en el que más y más se iba a impuestos a la propiedad”, dijo Fry. “Sin los ingresos para poder hacer frente a ese cambio, nada cambia”.

Los esfuerzos para resolver este problema han generado un conflicto entre los intereses rurales y los intereses urbanos que han terminado por enfrentar el gasto en escuelas contra el beneficio fiscal a la propiedad.

Pero este año hay quienes dicen que parece ser que estas cuestiones están en un punto crítico. El proyecto de ley principal sobre impuestos a la propiedad, presentado por la Senadora estatal Lou Ann Linehan, quien representa al noroeste de Omaha, Waterloo y Valley, está unido de forma informal a ImagiNE Nebraska. El programa autorizaría billones de dólares en exención fiscal durante su aplicación, además de los $2.6 billones al proyecto UNMC,  el cual recibiría $300 millones en fondos de la legislatura a $50 millones por año durante seis años. Los fondos restantes para el proyecto, que crearía 87,000 empleos permanentes, provendrían de la ciudad, de fondos privados y de otras fuentes para eventualmente obtener fondos federales de alrededor de $1.5 billones.

Fry dijo que no es raro que se presenten proyectos de ley unidos para poder logra compromisos. Sin embargo, agregó, hacerlo en cuestiones de esta magnitud, con lo que ello implica, puede terminar por afectar el debate general.

“En términos de proceso”, nos dijo, “es terrible”.

Entre los Senadores de Omaha, el tema ha suscitado una gran variedad de respuestas. Para algunos es un llamado para actuar y participar en el debate.

DeBoer introdujo su propio proyecto de ley sobre los impuestos a la propiedad con un énfasis en mantener la aportación de fondos para las escuelas al preservar el modelo actual de fondos y eliminar el límite sobe la inflación propuesto por el proyecto de la Senadora Linehan.

“Al final la más grande diferencia en nuestros proyectos de ley es si creemos que las escuelas gastan o no mucho dinero”, dijo DeBoer.

El Senador estatal McCollister del centro-oeste de Omaha dijo que el tema de los impuestos a la propiedad involucra tanto a los habitantes rurales de Nebraska como a los que viven en Omaha.

“La presión de nuestros electores es tan intensa que las pequeñas diferencias pueden ser salvadas”, dijo McCollister. “Vas de puerta en puerta, como lo he hecho yo, y ese es el tema del que todos hablan”.

Hunt dijo que ha dejado claro que no va a adentrarse en el debate del impuesto a la propiedad. Cuando ella vea un buen plan, entonces lo apoyará. Sin embargo, Hunt no apoyará ImagiNE Nebraska pues, nos comenta, el proyecto de ley pues no incluye un idioma para proteger contra la discriminación en base a la orientación sexual o la identidad de género.

“Cuando estás hablando de desarrollar la fuerza laboral y dar empleos a las personas, pero estás votando por la discriminación en esos empleos”, nos dijo, “no creo que estés tomando en serio a la fuerza laboral”.

El enfoque principal de Hunt es apoyar proyectos de ley que permitan que los atletas universitarios ganen dinero por su imagen, expandir el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria y revertir un proyecto de ley sobre educación sobre un tratamiento de aborto químico de dos pasos.

Ella sabe que esos proyectos de ley controversiales necesitarán de mucho trabajo para poder ser aprobados, lo cual no es de sorprender. Lo que si sorprende es el efecto que cuestiones como los impuestos a la propiedad e ImagiNE Nebraska están teniendo incluso sobre los proyectos de ley no controversiales.

Un proyecto de ley de Hunt introdujo permitiría la creación de distritos de arte en Nebraska, una designación federal que abre oportunidades para fondos y subvenciones para apoyar los proyectos creativos. Hunt dijo que Nebraska actualmente es el único Estado sin estos tipos de distritos.

Cualquier otro año, dijo Hunt, ella esperaría que este proyecto de ley fuere aprobado sin problema debido a su naturaleza libre de controversia. Sin embargo, el debate general le pone en riesgo. 

“Esto va a robarse todo el oxígeno de la sesión”, nos dijo.

DeBoer concuerda. Aunque ella ha participado en el debate sobre impuestos a la propiedad, reconoce que hay cuestiones que están siendo preseleccionados. Como miembro del comité judicial, DeBoer dijo que la sobrepoblación en las prisiones es algo que llamó su atención.

“Este verano tendremos la declaración de una emergencia de sobrepoblación”, dijo DeBoer. “Y no hay indicación de que podamos llegar a por debajo del límite diseñado de 140 por ciento de capacidad que necesitamos para [poder] resolver esta emergencia”.

Otros, como el Senador estatal Tony Vargas, que representa al centro y al Sur de Omaha, dijo que mientras que los impuestos a la propiedad son un gran tema en el Estado, está muy debajo en la lista de prioridades de sus electores. En lugar de ello, sus electores han dejado en claro que sus prioridades son la educación, los cuidados a la salud y en el desarrollo en vivienda y fuerza laboral.

En esta sesión Vargas ha introducido proyectos de ley que reducirían los impuestos a teléfonos celulares, los cuales nos dijo afectan en forma desproporcionales a los pobres que se apoyan en los teléfonos para la ahora fundamental necesidad de tener acceso a internet. Sobre vivienda, Vargas dijo que tiene proyectos de ley que podrían incentivar el desarrollo de hogares viejos en el distrito, un proceso que podría equilibrar el acceso a una vivienda costeable.

“Si logramos aprobar estos proyectos para personas de ingresos medios, proyectos en vivienda o de vivienda costeable”, nos dijo, “vamos a generar el tipo de ambiente que está creando una comunidad que tiene múltiples opciones de vivienda en lugar de generar una segregación de nuestras ciudades”.

Otros son optimistas de que sus proyectos de ley encontrarán un lugar en el debate.

El Senador estatal Mike McDonnell, quien representa al Sur de Omaha entre la calle 72 e I-480, ha presentado un proyecto de ley para asignar dinero para establecer pruebas de valoración de lenguaje para los niños sordos. También ha introducido proyectos de ley para poder financiar puestos adicionales dentro del Departamento de Correcciones que conecta a los jóvenes ofensores con programas de educación y de desarrollo de la fuerza laboral.

McDonnell dijo que es verdad que cuestiones tales como los impuestos a la propiedad e ImagiNE Nebraska requerirán de mucho tiempo. Sin embargo, nos dijo, los Senadores trabajan de buena fe y comprenden que abrir la conversación para cuestiones más allá de sus propios electores es fundamental para el panorama general.

“Uno cuida de su patio, pero también hay que trabajar para el bienestar del Estado”, nos dijo.

Reduciendo la división

En el 2018 las legislaturas estatales en todo el país tuvieron un gran cambio. Por primera vez en más de un siglo, todos excepto una de los legislaturas eran controladas por un solo partido. Para muchos, esta relevación fue una señal de los tiempos inquietantes por venir. 

Desde 1994, se ha triplicado la antipatía política de ambos partidos hacia el otro, esto según un estudio realizado por el Pew Research Center. En el 2016, el Pew también encontró que no solamente ha aumentado la división, sino que también se ha vuelto más vitriólica. Casi la mitad de los republicanos y 41 por ciento de los demócratas dijeron que las políticas del otro partido eran una amenaza al bienestar de la nación.

Y aunque la legislatura de Nebraska no está libre de esas tendencias sociales, se encuentra en una posición única.

Desde 1937, la legislatura de Nebraska ha sido la una legislatura en el país no partidista. Eso quiere decir que los oficiales son electos sin su afiliación política en la boleta electoral y no hay un liderazgo de partido formal en la legislatura.

 

Aunque puede parecer como algo superficial, pues muchos Senadores no esconden su afiliación partidista, esto tiene un impacto sobre el proceso de creación de leyes.

Hunt recuerda haber hablado con un amigo legislador de Pennsylvania cuyos proyectos de ley fueron removidos de la agenda pues apoyaba un proyecto de ley republicano.

“Si eso pasara aquí”, agregó, “las personas se pondrían furiosas”.

La influencia de cada partido en la legislatura puede ser limitada.

En agosto del año pasado, McCollister, un republicano, comenzó a twittear sobre su frustración con su partido. Dijo que el GOP había “facultado a los supremacistas blancos” y era “cómplice del obvio racismo y la actividad inmoral” y se quejó de los Senadores y representativos republicanos que ignoraron las cosas.

De repente, el rostro del Senador suburbano de Omaha estaba en todos lados en Twitter y en las transmisiones de televisión con comentaristas de ambos lados opinando sobre la situación. El GOP de Nebraska le dijo a McCollister que dejara el partido.

Pero McCollister, quien en el pasado ha estado en situaciones similares con el partido por apoyar proyectos de ley sobre cambio climático, la expansión de Medicaid y los derechos reproductivos, no se ha detenido. Todavía es republicado, todavía está en la legislatura y todavía publica tweets por su descontento con el GOP.

Entonces, ¿ha esto afectado su habilidad para trabajar en la legislatura?

“Hasta ahora, no he podido apreciarlo”, nos dijo.

McCollister todavía cuenta con puestos en comités claves, tales como el de ingresos, planeación legislativa y en el consejo ejecutivo, por lo que no considera que sus tweets vayan a poner en peligro alguno de los 11 proyectos de ley que ha introducido a esta sesión. La razón es que al no haber un líder del partido encima de su hombro, McCollister dijo que se siente libre de votar en base a su consciencia y poder así defender las cosas en las que cree.

“Nadie objeta a que alguien defienda algo en base a sus principios”, nos dijo. “Pero puedes hacerlo de una forma que antagonice a las personas o puedes hacerlo de una forma que respete a los demás Senadores del cuerpo legislativo”.

Y ese sentimiento de seguir a la consciencia antes de al partido, es algo que se repite en todo el cuerpo legislativo, en especial al elegir a los encargados de cada comité, los cuales usualmente cuentan con una mezcla de republicanos y demócratas. Esto se pudo apreciar cuando la legislatura desafió las expectativas en el 2015 al abolir la pena de muerte y después anular el veto del Gobernador.

 

Esto es gracias al respeto mutuo por tus colegas, lo cual, dijo Hunt, es inevitable en un cuerpo legislativo con 49 miembros.

“Me gustan mis colegas”, nos dijo. “Me gustan pues paso tiempo con ellos, salgo a tomar un trago y puedo preguntarles: ‘¿Por qué piensas eso?’. En verdad podemos hablar directamente sobre esas cosas”.

Pero no todos ven a la legislatura como libre de influencias.

El cabildeo todavía juega un gran rol en las políticas de Nebraska. Fry dijo que esa influencia es visible en el proyecto de ley ImagiNE Nebraska, para el cual algunos Senadores están sintiendo una presión por votar de cierta forma.

“Han habido personas realizando cabildeo que han dicho ‘si no apoyas esto, encontraremos un contrincante y lo impulsaremos en tu contra”, nos dijo.

Y aunque no es raro que sucedan estas conversaciones, Fry comentó que se volvieron en algo más generalizado durante la sesión anterior, en particular sobre este tema.

“Ha hecho que muchos que están cerca de buscar la reelección se sientan un tanto nerviosos”, dijo Fry.

Otros se preocupan sobre cómo los límites en los términos han afectado el partidismo de la legislatura. Desde su introducción en el año 2000 y su implementación en el 2007, los límites a los términos han ocasionado una mayor polarización sobre algunas cuestiones y entre los Senadores, según lo presentado por un estudio de la Universidad de Nebraska del 2015.

El estudio encontró que esto hacia que fuere más difícil formar relaciones de confianza y que hubo un incremento considerable en apoyar los proyectos de ley en relación a las líneas de cada partido durante las sesiones celebradas entre el 2006 y el 2010.

Sin embargo, los Senadores dicen que la división sobre cuestiones recientes es menos una función de las creencias del partido y más algo de geografía. E incluso eso no es infranqueable.

“Existen una serie de cuestiones distintas por resolver para los Senadores urbanos y para los Senadores rurales”, dijo DeBoer. “No quiere decir que a los Senadores urbanos no les importe hacer cosas para apoyar a las áreas rurales de Nebraska y viceversa, pero si hay una perspectiva diferente”. 

Hunt, quien se auto-describe como progresista de izquierda, sabe que tiene algunos strikes en su contra cuando se trata de reducir las divisiones políticas y culturales. Ella se ha sorprendido de lo dispuestas que están las personas a escuchar, encontrar un punto medio y respetarse los unos a los otros.

“Es gracias a esas buenas relaciones que tal vez hablen mal de mi proyecto de ley”, nos dijo, pero no hablarán mal de mí”.

Que revisar

Junto con los impuestos a la propiedad, las exenciones de impuestos a negocios y la asignación de fondos para el centro de enfermedades infecciosas del UNMC, hay algunos otros proyectos de ley controversiales que nos hacen cuestionar qué depara el destino para la sesión en cuestión.

Fry dijo que la mayor preocupación de OpenSky es qué tan riguroso será el debate. 

Otros tienen su atención sobre cuestiones tales como el aborto, los cuidados a la salud o la reforma penitenciaria.

Algo más a contemplar es el proceso de reestructuración distrital. Con casos en la Corte Suprema de EE.UU. y la cobertura de los medios a nivel nacional, la reestructuración distrital y la manipulación de las fronteras distritales prometen mantener en acción a los Senadores y al público, así como reencender viejas fricciones.

“Existe una división rural y una división urbana”, dijo McCollister. “Va a ser algo muy notorio cuando se lleve a cabo la reestructuración distrital en el 2021 pues la Nebraska rural podría perder de dos a tres escaños”.

Es mucho por considerar, en especial durante una sesión de 60 días y es algo que promete presentar una pelea que es emocionante y a la vez algo que induce ansiedad para Senadoras como Hunt. Al final de la sesión anterior, Hunt dijo que salió de la Unicameral sintiéndose consternada. Nada se movió suficientemente rápido y no sintió que todas las cuestiones fueron resueltas.

Pero ella sigue ahí, todavía dispuesta de permanecer despierta durante toda la noche trabajando sobre proyectos de ley, buscando a los Senadores para poder establecer diversos matices legislativos. Pues, a pesar de sus diferencias, ella ha visto que la mayoría delos Senadores comparten una directriz en común, una que acaba con el ego y el teatro político y mantiene los engranes girando año con año.

“Aunque puedo ser un tanto escéptica y pesimista”, dijo Hunt, “casi siempre es el caso que las personas están trabajando de buena fe”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *