Medios de comunicación Latinos se mantienen posicionados en EE.UU.

Los medios de comunicación de habla hispana en los Estados Unidos han tenido que posicionarse con mucho esfuerzo en un gran mercado en el que el idioma inglés es dominante y la población de latinos actual en el país es de casi 18%, según expresa Joaquín Blaya, empresario y pionero en medios en español en Estados Unidos. 

En una conferencia realizada en el Thomson Alumni Center de la Universidad de Nebraska en Omaha, el miércoles 16 de octubre, Blaya expresó hace 50 años fue difícil crear un medio de comunicación interesado en la comunidad latina que era de unos 8 millones de habitantes, y actualmente alcanza 57,7 millones (17,8%, según los últimos estudios del Observatorio Cervantes de la Universidad de Harvard). 

“Hace 50 años existía un desprestigio por la comunidad latina o quien hablara español. Eso pasaba porque existía un desconocimiento del mundo latino. Teníamos estaciones de radio en Texas, Los Ángeles, y Nueva York (…) pero los programas teníamos que retransmitirlos a través de medios en México. En ese entonces la tecnología era limitada”, expresó Braya durante su intervención. 

Agregó que la idea de crear un medio de comunicación hispano era de enfrentarse a un emporio posicionado de medios en inglés y hacer reconocer a la comunidad latina. Así que cuando llegó a Miami se enfrentó a una comunidad cubana con ideas políticas marcadas: “Cuba y México tenían diferencias políticas fuertes. Los cubanos tenían un estándar alto en la calidad de televisión, fueron pioneros en la televisión latinoamericana por lo que era un público exigente. Pero había una especie de paranoia sobre transmitir noticieros en español, eso quizás se atribuye a las circunstancias políticas en ese entonces entre Cuba, México y EEUU”, comentó. 

Blaya comentó, además, que Miami se convirtió en el centro de producción de programas de habla hispana en los que artistas como Gloria Estefan y otros internacionales fueron dados a conocer por el público hispano en Estados Unidos y Latinoamérica. 

“Tuvimos programas locales, y contenido que la gente quería ver. No pudimos ser un estilo de televisión mexicana dentro de Estados Unidos sino una televisión estadounidense en español en EEUU, y ahí había una diferencia de impacto, porque eso fue lo que vimos en programas como Sábado Gigante, Cristina, Premio lo nuestro, Primer Impacto y éramos más no una copia, sino que fuimos los líderes de la industria mediática. (…) Venimos de ningún lado y llegamos a ser los primeros en el mercado”, aseveró el experto en medios. 

Comentó que este tipo de programas de entretenimiento se extendieron por América Latina y España. Así que la empresa que él precedía, Telemundo, se involucró en la cobertura política de EE.UU.. “Fue algo bueno para Telemundo, fue un tiro al piso, porque así se buscaba defender el derecho de la comunidad latina y se le explicaba por qué es importante la participación electoral”, expresó. 

Contó que para los años 70 la población bilingüe en el país estaba creciendo por lo que la motivación a la participación electoral por parte de la comunidad latina era un trabajo fuerte para los grandes medios como Univisión y Telemundo. Blaya aún mantiene la premisa de que a través del voto la comunidad latina puede ser reconocida, a pesar de ocupar actualmente 17,8% de la población estadounidense. 

Mantener el idioma y la cultura

En otro orden de ideas, para Joaquín Blaya los medios de comunicación en español deben mantenerse en ese idioma. “La gente en Estados Unidos tienen suficientes recursos en inglés, la gente tiene siempre noticias en inglés. Debemos mantener el español en los medios de comunicación de habla hispana”, dijo. 

En este orden de ideas, expresó que a pesar de que Telemundo y Univisión son cadenas dirigidas al público hispano, no representa “la piel hispana” ya que ahora es una gran corporación en donde varios inversionistas, la mayoría estadounidenses, dictan qué contenidos se deben o no transmitir. Sin embargo, guarda la esperanza de que se crean más medios locales en cada estado para mantener el idioma y la cultura.  

De acuerdo con un estudio de 2017 de Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas en los Estados Unidos del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard de ha identificado 321 periódicos impresos y digitales en españoles en 39 estados diferentes, incluyendo Washington, D.C.

A pesar de que el consumo de las producciones mediáticas es en inglés, en Omaha, Nebraska, cuya población es de 460.000 según el censo de 2017, son conocidos dos medios impresos en español que aun se mantiene gracias a sus lectores, patrocinadores y el interés de la gente por mantener el idioma español y la cultura de 13% (60.000) de personas de origen latino que vive en esta ciudad. 

En este sentido, Blaya asegura que es importante que los medios impresos también sean parte del proceso de participación electoral de la comunidad latina. “Los medios hispanos pueden cumplir una función importante en defender e informar en cómo participar en el proceso político de manera que puedan tomar control de esa circunstancia”, dijo.

Agregó que ese es un paso para ser reconocidos y respetados. “En Nebraska está creciendo la comunidad latina y con ese crecimiento acelerado hay que prestar atención también a ese público, que debe ser atendido. Ese 13% hay que prestarle también atención”, concluyó. 

 

EL/KV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *