Los Omaha Storm Chasers son parte del esfuerzo de la Minor League Baseball para hacer crecer el mercado latino – Parte 1

 

Desde hace tiempo el beisbol ha sido un deporte internacional. Sus raíces en ciertas naciones asiáticas, latinas y en Sudamérica, así como en países tales como Canadá, México y Puerto Rico, se reflejan en las listas de los equipos en las ligas menores y mayores en los Estados Unidos de Norteamérica.

Basta, para apreciar esta influencia latina, ver a los Omaha Storm Chasers en la liga Triple A. El roster actual incluye a jugadores con apellidos tales como Torres, López, Arteaga, Villegas, San Miguel y Hernández. Otros, incluyendo a grandes prospectos como Adalberto Mondensi, han participado con el club en el 2018. Salvador Pérez y Paulo Orlando, jugadores clave con los Kansas City Royals, participaron durante su rehabilitación durante el verano.

El surgimiento de jugadores latinos, quienes comprenden un 27 por ciento de todos los jugadores en la MLB en comparación al 14 por ciento en 1988, ha sufrido ese aumento con el aumento de la población latina en los Estados Unidos de Norteamérica. El beisbol profesional sabe que para que pueda ser relevante ante un público diverso, deberá promover el juego a las minorías en crecimiento representadas en el campo. Por lo tanto, en el 2017 la Minor League Baseball inició la serie de la Copa de la Diversión (Fun Cup) en celebración de la cultura latina. Cuatro franquicias probaron la serie. Este año participarán 33 franquicias, incluyendo a los Storm Chasers.

Los equipos establecen fechas seleccionadas de local como juegos Copa con temas y nombres con tintes latinos, invitados especiales de la comunidad y comida, música y bailes culturales tradicionales. Para la Copa, los Storm Chasers se convierten en los Cazadores de Tormentas en el Werner Park. El equipo jugó como los Cazadores el 7 y 21 de junio y el 21 de julio, cerrando la serie de Copa el jueves 2 de agosto a las 7:05 p.m. jugando contra Las Vegas.

Destacar las raíces latinas y jugar ante un público de habla hispana es divertido, según comenta Jack López, quien juega en varias posiciones para los Chasers. El nativo de Puerto Rico agregó: “Es un honor poder participar. Nos enorgullece poder representar a nuestros países”.

Rosendo Robles cantará el himno nacional antes del comienzo del juego del 2 de agosto. También se llevará a cabo un concierto de celebración posterior al partido con Marcos & Sabor, Alexis Arai and Premo el Negociante.

Martie Cordaro, Gerente General de los Chasers, comentó que su organización está enfocada en cultivar el mercado latino.

"Esta es para nosotros una apuesta a largo plazo con base en la comunidad con la que creamos y cultivamos relaciones, gracias a la población en crecimiento a nivel nacional y en específico aquí en el área metropolitana. Queremos que nos vean de la misma forma que al Henry Doorly Zoo, al Funplex, a Pizza Machine o al Cinco de Mayo. Queremos estar ahí junto a sus opciones de entretenimiento. Las ventas en realidad son algo secundario a lo que estamos haciendo ahora. No es otra promoción inmediata para vender boletos. Nosotros contratamos a un miembro de nuestro equipo de trabajo cuya función es exclusivamente para la promoción comunitaria que se necesita”.

Jjonnathan Omana, nativo de Venezuela, anterior prospecto de los Expos de Montreal y desde hace tiempo residente de Omaha, fue contratado en enero como el primer líder multicultural en marketing para el club.

Después de años en marketing, servicio al cliente y promociones, Omana disfruta de estar de vuelta en el beisbol usando sus habilidades bilingües y de relaciones con la comunidad.

"Yo tengo la oportunidad de ver el beisbol desde otro punto de vista, en el detrás de escena o en la oficina principal, para poder establecer conexiones con la comunidad y facilitar las interacciones entre los jugadores, los entrenadores y los fanáticos. Estamos trabajando en conectar con negocios, organizaciones sin fines de lucro y escuelas en la comunidad, además de participar en diversos eventos. Poder ver el beisbol desde una perspectiva completamente diferente me llamó la atención para tomar este puesto”.

El beisbol forma parte de su herencia.

"Yo soy de un país en el que el beisbol es algo grande. El beisbol ha estado en nuestra familia durante un largo tiempo y es una gran parte de nuestra familia”.

Su abuelo Lucindo Caraballo fue un legendario jugador de Los Leones del Caracas y el candidato para el salón de la fama nacional de Venezuela. Omana tenía suficiente talento como para ser considerado por los Expos. Uno de sus hermanos menores jugó beisbol en el colegio comunitario en Nebraska.

Omana considera que su trabajo se enfoca en construir sobre la buena voluntad que la franquicia ha establecido en sus 50 años en Omaha.

"La relación con la comunidad latina ya estaba ahí”, nos dijo. “Yo solamente estoy contribuyendo para poder fortalecer esa relación”.

El General Manager Cordaro reconoce que se necesita hacer más antes de la Copa.

"Yo no considero que el beisbol de ligas menores haya hecho un buen trabajo en enfocarse en todas las demografías”, nos comenta. ”El beisbol de las ligas menores es un gran deporte que cuenta con la visita de 42 millones de fanáticos al año, más que la NFL y la NBA juntas, pero hay grupos y demografías a las que no estamos contactando o que no habíamos contactado antes del programa de Copa. Yo creo que esta es una oportunidad para decir que, en efecto, somos el club de la comunidad y no solo el club de los fanáticos tradicionales de beisbol. Yo pienso que lo que logra el programa Copa es poder ser más abierto e incluyente. Eso es de lo que se está encargando Jjonathan (Omana)”.

Las conexiones ayudan a promover el programa.
Leo Adam Biga

Acerca del Autor

Leave a Reply

*