Positivamente sin negatividad

Nick Hernandez



Algunos le llaman dicha. Otros, le dicen serenidad. Para Nick Hernández de Lincoln, Nebraska, el estudio y práctica de la psicología positiva es tanto una forma de vida como una carrera.

Nico, de 41 años de edad, no hubiera imagino hace dos décadas que así lo sería. En ese entonces el nativo de Olathe, Kansas, era un estudiante de posgrado casado que observaba a las personas y a la vida de una forma crítica. Él ahora es cofundador y evangelista de una organización llamada Positivity Matters. Además es anfitrión de Community Matters en KZUM 89.3 FM, conduce talleres de coaching e integración de equipos, realiza presentaciones t organiza actividades, todo girando alrededor de la noción de que las personas y las comunidades prosperan cuando participan en actividades enriquecedoras.

Él ha participado en encuentros regionales y de toda la ciudad (Happiness Lincoln) y contribuido a diversos eventos en la materia (Cameron Effect y Seeds of Kindness).

Antes de trabajar sobre este tema, él se divorció y entró a rehabilitación por un problema de alcoholismo. Las semillas de su "construcción comunitaria" fueron plantadas gracias a programas que el completó de Hispanic Leadership Opportunity y Midwest Center for Nonprofit Leadership en Kansas City, Missouri.

Él obtuvo una licenciatura en artes liberales de Benedictine College en Atchison, Kansas, realizando estudios de posgrado en economía en la Universidad de Texas en Austin.

Cuando perdió su empleo como economista en el Departamento del Trabajo en Texas, él encontró un empleo similar en el Departamento del Trabajo en Nebraska en el 2002. Cuando su unidad tomó el examen Strenghts Finder (Buscador de Fortalezas) de la organización Gallup, él aprendió una nueva forma de pensar y de ser. “Fue una experiencia muy reveladora”, nos dijo. “Después descubrí que existía un campo llamado psicología positiva”. Al leer sobre ello, él se convenció de que había encontrado el camino holístico que le faltaba.

“Fue un cambio de mentalidad. Yo eta muy crítico y no me enfocaba en las fortalezas. Abrió un nuevo camino que me llevó a verme de otra forma y a ver a los demás de otra forma”.

Al darse cuenta de que él era, por naturaleza, un organizador, un líder y un apreciador, él acepto “conectarme con el bien dentro de nosotros” y se convirtió en “un motivante para que los demás crecieren para alcanzar el potencial que vez en ellos del que tal vez no estés consciente. Tener ese rol para los demás en verdad me hizo sentir de una forma muy gratificante”.

Mientras tanto, él consultó a los expertos que terminaron por fomentar su interés en la filosofía y la ciencia de la psicología positiva, el bienestar y la prosperidad humana.

"Eso profundizó mi sentido y me hizo ver que yo tal vez sí estaba en el camino adecuado”.

Él entonces incrementó sus acciones.

"Yo comencé a participar más en la comunidad”.

Al completar el programa Great Neighborhoods ofrecido por Neighbor Works Lincoln, nos dice: “Me encontré sintiéndome con un propósito, pensando en actuaren la asociación del vecindario”.

En el 2007 él volvió a dar inicio a la Havelock Neighborhood Association y revivió su festival se otoño.

"Fue una experiencia enriquecedora, creando una ocasión para que las personas de distintas partes del vecindario se reunieran. Yo disfruto trabajar en realizar actividades que hacen que la concienciación sea accesible y divertido”.

Él ayudo a liderar campañas de bondad en Lincoln que inspiraron la participación de adultos y jóvenes.

"La bondad tiene un efecto doble. Las historias que contamos cuando actuamos como voluntarios o cuando realizamos actos de bondad son auto-afirmantes. Pensamos; 'Soy el tipo de persona que practica la generosidad, la bondad y la compasión’. Eso altera la historia de quienes somos en nuestra identidad”.

El viaje de Hernández ha ido más allá de lo académico.

"Fue impulsado por mis propias experiencias de rehabilitación, así como después cuando me involucré en la labor de servicio. Lo que eventualmente encontré fue un profundo sentimiento de satisfacción cuando acepté actuar como voluntario en una reunión de recuperación en el centro de detención del Condado de Lancaster.

"Ahí fue donde en verdad sentí que había comenzado a tomar esta idea de practicar la generosidad como una formad e vida y en verdad me comprometí a hacerlo de forma sistemática”.

Su recuperación ha sucedido de forma paralela a su búsqueda del bienestar.

"Una vez que entré a rehabilitación me di cuenta de que sentía una gran soledad. Sé que había personas que me rodeaban que me querían y a quienes les importaba, pero por alguna razón yo no estaba dejando que eso conectara. Gracias a la rehabilitación y al servicio, yo por fin experimenté ese sentido de conexión”.

Como los humanos están genéticamente predispuestos a estar en alerta, nos comenta, debemos de forma consciente escoger pensamientos positivos. Él está convencido de que nuestros deseos y necesidades básicas por un bienestar se alcanzan “cuando podemos compartir nuestro sentido de identidad, nuestras ideas fundamentales, con los demás en una relación positiva, sea de amistad o romántica, con personas a quienes les importamos y que nos permitan crecer”.

"Esa es la dirección en la que estoy tratando de llevar este hábito de bondad y generosidad. Estoy tratando de explorar si estoy puede ser algo que se nutra a través de conversaciones en pequeños grupos anclados en la filosofía y la ciencia del bienestar”.

Él ha organizado grupos de discusión promoviendo la investigación de la psicología positiva y los beneficios de practicar la concienciación. Su reunión Happiness Lincoln del 2015 en la Universidad de Nebraska-Lincoln contó con académicos en el 15vo aniversario de la primera conferencia nacional de psicología positiva en el país celebrada en Lincoln, una comunidad rankeada en lo alto de las medidas de bienestar.

Su show de radio Community Matters facilita las discusiones con expertos en bienestar de todo el mundo, incluyendo un invitado reciente en Israel con quien conversó por Skype.

El 20 de mayo él organizó una conversación comunitaria con la colaboración de Constellation Studios de Lincoln, con la artista en fibras Karen Kunc, profesora en filosofía y promotora de la salud pública.

Sus actividades de orador, coaching y construcción de equipos no le permiten obtener ingresos para pagar las cuentas, por lo que él gana dinero de otras formas, incluyendo dando lecciones de baile - swing, salsa, tango y baile de salón.

"Eso a nivel personal es una actividad muy divertida de intervención de psicología positiva – bienestar cognitivo, social y físico todo en uno”.

Él ahora está de forma activa aplicándose para trabajar en el campo de los recursos humanos.

Puede seguirle en Facebook y YouTube. Su show es transmitido los lunes de 11:30 a.m. a medio día y puede escucharlo en la liga http://kzum.org.

Lea más del trabajo de Leo Adam Biga en leoadambiga.com.
Leo Adam Biga

Acerca del Autor

Leave a Reply

*