Colaboración teatral habla por sí sola sobre la importancia de los DREAMers

Cuando el personaje de Wai Yim era pequeño, sus padres buscaron una nueva vida en los Estados Unidos de Norteamérica - una vida en donde pudieren dejar atrás sus trabajos como obreros y trabajar hacia alcanzar el sueño estadounidense. Cuando sus visas de dos años estaban por expirar, tuvieron que tomar una decisión: podían regresar a un país en donde no tenían empleos o podían quedarse y trabajar como familia en su búsqueda del sueño estadounidense. La historia de este joven fue una de las muchas que se contaron durante la presentación “We Are DREAMers”, presentada en colaboración entre el Rose Theater y el Immigrant Legal Center.

Hoy en día muchos jóvenes en los Estados Unidos de Norteamérica se enfrentan a la misma situación. Fueron traídos a los Estados Unidos de Norteamérica cuando eran niños, en ocasiones sin recordar de donde provienen. La presentación “We Are DREAMers” mostró el impacto que la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) ha tenido en las vidas de los jóvenes inmigrantes.

“El poder del teatro es que personaliza los complejos problemas que pueden no tener soluciones sencillas”, dijo Matt Gutschick, Director Artístico de The Rose Theater, en el comunicado de prensa sobre la producción. “Esta presentación busca dar voz a los Dreamers, compartiendo sus experiencias, esperanzas y miedos durante estos tiempos de incertidumbre. Esperamos reforzar con el público la importancia de mantener aquí en los Estados Unidos de Norteamérica a estos jóvenes apasionados, trabajadores e inteligentes, proporcionándoles de una forma de poder alcanzar la ciudadanía”.

Hay casi 800,000 jóvenes inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos de Norteamérica a quienes el DACA proporciona una protección de ser deportados durante un periodo de dos años, sujeto a su renovación.

“Si yo tuviera cinco minutos con el Presidente, con la persona a cargo de inmigración, con todas las personas responsables en el capitolio, yo les diría que somos todo lo que quieren en el futuro”, dijeron los artistas. “Personas que tienen ambición, personas que son inteligentes, personas que van a ser leales, personas que defienden los valores y la estructura de nuestra sociedad”.

Después de la presentación se llevó a cabo un panel para discutir el fin del DACA y lo que esto significará para quienes han sido beneficiados por dicho programa.

Dania Cerbantes Ayala llegó a los Estados Unidos de Norteamérica cuando tenía seis años de edad. Después de graduarse de Omaha South High School, ella recibió una beca completa para College of St. Mary en donde es estudiante de último año buscando obtener una Licenciatura en Ciencia en enfermería con un grado menor en español.

“El fin del DACA para mí y para la mayoría significaría la destrucción del sueño que tengo”, dijo Cerbantes Ayala. “Mis padres lo sacrificaron todo, hasta el último centavo y sus vidas para poder venir a los Estados Unidos de Norteamérica, así que el fin del DACA sería una bofetada y cerrar una puerta. Lo dieron todo para buscar cumplir el sueño estadounidense para mi hermano pequeño y yo”.

Cerbantes Ayala ha estado trabajando durante los últimos seis meses con pacientes de oncología como técnico en cuidado de pacientes en el Buffet Cancer Center. Ella dijo que otro impacto del final del programa DACA es que ella no podrá continuar con su educación.

“Este documental muestra lo que el DACA es y humaniza la palabra DACA. Logra colocar un rostro a un término y que las personas puedan entender que no solamente somos seres humanos extraordinarios”, dijo Cerbantes Ayala.
Megan Wade

Acerca del Autor

Leave a Reply

*