Junta pública sobre alcoholismo y drogadicción

Manejando por la calle L en la ciudad de Omaha, Ana* vio un anuncio que decía: "Di no a las drogas, di no al alcohol. Las drogas y el alcohol destruyen sueños".


"Yo bebía muy de vez en cuando y me emborrachaba, pero a mí no me gustaba estar así", relató Ana, quien preocupada se repetía: "¿Y cómo se le hace para evitar que tu manera de beber destruya los sueños?".


Casi "por accidente", Ana llegó al Grupo de Alcohólicos Anónimos en Lincoln donde escuchó el testimonio de otras personas: "Me di cuenta de que soy víctima de una devastadora enfermedad que es progresiva e incurable, porque el alcoholismo solamente se puede detener".


Aunque Ana dijo que nada más bebía "unas tres o cuatro veces al año", tales episodios bastaron para acabar con su matrimonio y su carrera profesional: "Durante las reuniones con el grupo entendí que uno nace así, que uno no es culpable. Yo era muy depresiva, muy enojona y cuando bebía, ¡me sentía feliz!. Son cuestiones que uno viene arrastrando desde la niñez y comprendí que el dejar de beber no era la solución, sino que había que reemplazar la necesidad física que uno tiene para ingerir alcohol".


De ahí que Ana continuara viajando hasta la capital del estado a sus reuniones, hasta que hace algunos años ella y otros compañeros, fundaran el Grupo 24 Horas Omaha de AA que ofrece apoyo local en español: "Estas juntas son para los alcohólicos, lo que la insulina es para quienes tienen diabetes".


Ana expresó sentirse orgullosa de que dicho grupo ya cuente con alrededor de 30 miembros activos: "Más de media docena son mujeres, entre las cuales hay amas de casa, profesionistas y obreras. Considero que esto se debe a que aquí a la mujer se le respeta mucho y el anonimato es un requisito para todos los asistentes".


Otro gran logro del Grupo 24 Horas Omaha de AA que Ana compartió es que: "El Condado de Douglas al día de hoy, ya nos presta a presos que están en la cárcel por un motivo menor relacionado con alcohol o drogas. Para que en vez de que estén en la cárcel, vengan y se queden en nuestra instalación".


Eso es de suma importancia ya que como Ana enfatizó, "una de las mayores causas de deportaciones son el resultado de los llamados DIU" (Driving under the influence, lo que equivale a manejar intoxicado), que pueden tener consecuencias fatales.


Con el propósito de que la comunidad hispana en general se informe sobre el tema y principalmente, conozca su labor, el Grupo 24 Horas Omaha de AA le hace una invitación para asistir al próximo evento que culminará con un convivio donde habrá comida, música y sana diversión.


*Se omitió el nombre real a petición de la entrevistada.


Grupo 24 Horas Omaha / AA


Junta Pública de Información


Entrada libre, para toda la familia


Sábado 10 de junio, 6pm


Salón de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe


5005 South 23rd St.


Omaha, NE 68107


402.306.0957


aaomaha24horas@yahoo.com

Marina Rosado

Acerca del Autor

Leave a Reply

*